Limpieza y mantenimiento de alcantarillado

En Madrid y Toledo ¡Cuenta con nosotros!

La limpieza y mantenimiento de alcantarillado son de gran importancia para muchos sectores: negocios y comercios, viviendas particulares, viviendas unifamiliares, comunidad de vecinos, aparcamientos, garajes, centros de formación e instituciones escolares, hoteles, restaurantes, naves industriales, pabellones e instituciones públicas y muchas más.

Con una limpieza y mantenimiento de alcantarillado planificado podemos mejorar la eficacia de las instalaciones de saneamiento en un 25%, reduciendo un 30% el gasto económico y alargando la vida del mantenimiento en un 50%.

La limpieza y mantenimiento de alcantarillado público se tiene que realizar de manera preventiva para así evitar atascos en la red pública o en bloques de viviendas y evitar problemas de salud causados ​​por hedores y desechos. En particular, el mantenimiento deficiente de las tuberías puede provocar obstrucciones y otras afecciones médicas.

Los principales problemas que pueden ocasionarse en las redes de saneamiento se deben tanto a causas externas como a causas internas y a errores de diseño.

Factor externo:

-Rotura de tubos y accesorios por sobrecarga excesiva.

-Perforación o daño por obra (sondeos, obra de construcción).

-Agresión externa a las tuberías por suelo agresivo (penetración de raíces, etc.)

-Daños por acometidas defectuosas

-Residuos sólidos que obstruyen la conducción

-Tuberías dañadas por suelo movedizo, congelado o arcilloso.

-Red de alcantarillado dañada por raíces de árboles (cuando las raíces penetran en el suelo, pueden dañar la red de alcantarillado y causar más daños en un corto período de tiempo).

-Bloqueo por acumulación de grasa (ocurre cuando tiramos el aceite después de cocinar por el fregadero)

-Desgaste y corrosión de tuberías con el tiempo.

-Juntas con fugas (cuando se rompen las conexiones entre las tuberías y entra agua alrededor de las tuberías)

Factores internos:

-Errores de diseño y cálculo.

-Errores de ejecución.

-Defectos de calidad de los elementos de la red.

¿A que nos referimos con limpieza y mantenimiento de alcantarillado?

La limpieza y mantenimiento de alcantarillado preventivo adecuado reduce en gran medida la posibilidad de problemas futuros con tuberías, sumideros y alcantarillas.

El mantenimiento de alcantarillado es una inspección periódica para detectar fallas en las tuberías (se recomienda hacerla dos veces al año), a modo de seguimiento preventivo para evitar esos malos olores o humedades tan molestas que se ocasionan cuando hay averías. Para que el mantenimiento de alcantarillado se pueda llevar a cabo es necesario realizar distintas tareas de inspección y limpieza del alcantarillado. Recomendamos que se haga periódicamente o al detectar un atranco en un área en particular.

Las autoridades municipales son quienes programan este tipo de tareas para llevarlas a cabo por profesionales como nosotros. Para la limpieza y mantenimiento de alcantarillado se necesita tener un calendario de realización de tareas para la inspección y mantenimiento de la red de alcantarillado público. Todos los contratos de mantenimiento de redes de saneamiento se adaptarán a las necesidades de su negocio, finca, comercio, empresa etc.

Las tareas que se suelen realizar en la limpieza y mantenimiento de alcantarillado son el vaciado de depuradoras y fosas sépticas, limpieza de canaletas y sumideros, de arquetas y colectores, reparación de desperfectos si es que los hubiese y la inspección de humedades o malos olores que desencadenen en otra fuga en las canalizaciones o tuberías.

Como para un gran porcentaje de nuestros trabajos, contamos con las cámaras TV, cámaras que sirven para la inspección del alcantarillado, comprobando su estado para determinar que tareas debemos llevar a cabo posteriormente. Al finalizar la inspección observaremos que la relación de los puntos y tuberías en los que se encuentren las obstrucciones y de qué tipo son para saber que equipamiento emplearemos.

Los elementos que existen a día de hoy en el mercado para localizar los puntos que trazan las tuberías son: Cámara TV, georadar, loggers, geófono, medidor de hidrógeno, sistema de información geográfica mediante satélite.

No obstante, tras su inspección, cuando encontramos residuos que no se tratan de piedras o tierra que ha sido arrastrada al interior de las alcantarillas por las lluvias y se trata de restos de comida, toallitas, utensilios de higiene como podrían ser compresas, tampones, entre otros, se procederá a la limpieza de alcantarillado de otra forma.

Según la normativa UNE-EN 752:2010 la extensión de la red que se inspecciona va desde la acometida del abonado hasta la entrada de la EDAR desarrollándose de la siguiente manera:

-Limpieza de sumideros cada 3 meses, de colectores cada 6-12 meses y de pozo de registro cada 12 meses

-Inspección visual de la cámara de descarga y del pozo de registro cada 6 meses

Además de las normas anteriores para mantener una red de higiene, es recomendable realizar las siguientes tareas de limpieza:

-Descarga mensual de agua caliente al alcantarillado.

-Las canaletas y desagües se limpian cada 6 meses.

-Limpieza anual de las fosas sépticas, los pozos de decantación y digestión, de la cámara de bombeo, limpieza de las arquetas a pie de bajante, las arquetas de paso y tubulares.

Cabe destacar que para la limpieza y mantenimiento de alcantarillado para aguas pluviales es necesario hacerlo en los meses con menor índice de precipitaciones ya que el caudal es inferior y facilita el proceso de las revisiones.